San Carlos de Bolívar

Cargando datos de Clima...

Nota 1303- (3ª Época)

De esto y aquello

ene. 21, 2018 10:21

en Opinión

Por el Dr. Felipe Martínez Pérez

No cabe duda, que los tiempos andan cada vez más revueltos por estos sitios del cono sur donde los problemas además de crearlos, se van tirado para adelante. Ahora se ven las consecuencias. Y éstas pasan por el meridiano de la disgregación de los países trasandinos que dependiendo de quien hable siempre es trasandino. O sea, que este  lo es para aquel; y ambos tienen un problema grave el cual está dado por su futuro y no se trata de hacerlo todo grave, sino que justamente, es hora de ver que es grave, y que ambos países deberán ponerse de acuerdo para extirpar malsanas excrecencias.

     De otra forma será como Cataluña, incluyendo gobierno en ciernes, el cuento de nunca acabar,  con lo que significa restar fuerzas a lo que de verdad importa. Porque en los últimos tiempos a pocos les importa lo que se hace o se deja de hacer por la patria, y  en consecuencia, a la gran masa poblacional le importa poco quien está arriba o abajo,  que los dirija el mejor civil o el peor militar; o aquellos que son capaces de llevarse por delante varios productos  brutos.   Y ante la algarabía de la cizaña, la grieta se profundiza. La grieta endurece sus labios.

     En consecuencia, subestimar a los mapuches truchos o prolongar el asunto es, para empezar, buscar la disgregación social, o apuntar directamente a la ruptura de la nación. Que tales asuntos provienen de los baradeles y baradelas, entre otros,  y como es de suyo, y a pesar del interés de la gobernadora por los  contenidos educacionales, todavía está afuera Sarmiento, mientras Colón espera en la rada. Y entonces, ¿a qué juegan los barbas?  Hace diez años el que escribe anunciaba en esta columna quien formaba, deformaba, y azuzaba a los famosos indios inexistentes, creados al socaire de etarras y servicios. Y como en Cataluña esto seguirá hasta que haya sangre. Y al presente se palpa el tiempo perdido, y que el vacío, siempre lo llenan en los casos patrióticos, quienes no lo son. Y no está demás, recordar, que buena parte de la riqueza argentina está en la Patagonia.

     Patagonia es deseada por muchos, allende y aquende los mares. Menos mal que en la lejanía fue querida por un puñado de argentinos. Y en la hora actual me parece que estos políticos buenudos que reprimen a sus gendarmes, no saben ni de qué va la cosa. Quizá, por eso, los gendarmes responden con piedras.  Prehistóricos, con telefonillo en mano. Como en los hemiciclos, todos y todas, claro, con el telefonillo en la mano, total, como acontece desde tiempo ha, bastante hay para repartir. Y tan contentos. Ahora sí a votar. Es de esperar que se haga la obra y no ocurra como con el bali que se ponía nervioso y perdía los dineros, y al cabo de siete años, los ha terminado el reelegido y la señora gobernadora; y sana sana colita de rana sino sanas hoy sanarás mañana. Y ese es el mañana, que esperan los balis. El problema es, que la patria presenta cuestiones de fondo y no surgen corredores de fondo.

     Y éramos pocos y parió la abuela. El Papa a Chile y no a la Argentina. Por suerte para nosotros. Que a estas alturas, tristes alturas, es preferible echarlo de menos. Viendo lo que ha pasado me explico que aquella ya lejana columna de humo poco tiene que ver con los designios de Dios. Ha sido resultado de los designios de los hombres; de sotana, claro, y de otros que siempre están donde  se cuecen las habas. Es la primera vez en la historia que un Papa está adscripto a las grietas y adolece de teología. Y con juntas de los peores ambientes políticos. De los sitios en que se zarandea el poder para construir zonas adversas y beligerantes, para poder desgobernar  y fabricar  pobres, tan necesarios para los malos políticos y los peores religiosos. Que por ahí serpentea el camino. O sea, que se auspicia a ojos vistas y sin rubor alguno, la división de las gentes.

     Curiosamente, en la historia papal nunca, nunca, un Papa ha  jugado en contra del pueblo que le vio nacer; basta ver los últimos papas, y basta ver aquellos italianos que defendían una ciudad estado despotricando contra los dirigentes de la otra, pero a sabiendas de vivir bajo un paraguas que todavía no se llamaba Italia pero si Itálica. Pues este sudamericano se ha cargado, como si tal cosa, a los católicos argentinos, que ahora más allá de  las frases necesarias, para no  decir lo que hay que decir, da cuenta que hay una división de mucha importancia. Es decir, se trata de cumplir con la grieta que nadie pensaba; más todavía, ahondar de forma artera, en la ya profunda llaga argentina.

     En consecuencia, se puede salir al cruce, porque el asunto trasciende  a  quienes  van a misa, para ponerlo llano,  y al cabo los continuos y estudiados desplantes caen como una bomba en la sociedad entera, llamándola a tomar partido por la discusión o el vituperio, con contraído entrecejo, cuando todavía tenemos demasiados orificios sin obliterar. Molestan estos viajes sin sentido, ante el rechazo de los propios y sin el gentío esperado. Corren tiempos en que algunos viajes  son para dejar sin sustancia al personal. Es como si los pastores llamaran al lobo para proponerle el cuidado de las ovejas. En una palabra estamos ante sectores que negocian a las trompadas para conservar privilegios.

     Ahora un poco  de humor. Hace días en este periódico se anunciaba con bombos y platillos del ayuntamiento que hemos terminado las veredas de la plaza Mitre. Pisano, debería haber dicho que hemos tardado siete años, pero ya están terminadas. Y recordar que fue el primer destrozo del bali. Romper por romper, descaradamente, para arreglar bolsillos como mandaba quien está preso, el cual, amaba Bolívar más que otros municipios  por la gente majísima que llevaba adelante las grandes obras. Y ahora se han terminado con dineros de la provincia. O sea, seguimos pagando tres o cuatro veces la faena.

Monedas

Sitio web de referencia: Banco Nación

Moneda Compra Venta
Dolar U.S.A 27,20 28,20
Euro 33,00 34,00
Real 650,00 700,00